25.7 MHz

Así cayó el Gobierno de España, al menos a efectos prácticos y en lo que a la ciudadanía, atrincherada en sus casas, concernía. La Familia Real voló hacia el extranjero al amanecer del decimoséptimo día, en un avión militar. Las posibilidades de escapar por aire de la población civil habían terminado cinco días antes, cuando el último aeropuerto que seguía operativo, Barajas, cesó abrúptamente sus operaciones. La dependencia energética con el exterior había sido absoluta y, totalmente paralizado el comercio y sin el millón y medio de barriles de petróleo que diariamente habían sido importados, la población civil, y eso incluía los vuelos comerciales, se vio desprovista de combustible en apenas unos días. Las reservas estratégicas de petróleo, que por ley garantizaban unas existencias mínimas de seguridad de 92 días de abastecimiento, se destinaron en exclusiva a mantener en funcionamiento los vehículos de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Ejército que, en una inferioridad numérica desesperanzadora, intentaban ahora sin éxito mantener a raya a la infección.

Ambientado en un futuro cercano, 25.7 MHz es un evento de rol en vivo de corta duración en el que los participantes se enfrentan al colapso de la civilización. Refugiados en una casa de campo, aislados del mundo exterior y asediados por el caos que una pandemia infecciosa ha desatado a su alrededor, todas las esperanzas giran en torno a una radio. De ella, de su puesta en funcionamiento y de que sea posible contactar con lo que queda del Ejército dependerá que el grupo de supervivientes siga con vida una noche más.

257_MHz_Abril_2014_13

El evento está diseñado para un total de trece participantes, de los cuales seis han de ser mujeres. Aunque por su temática, de terror y presión psicológica, pudiera parecer no tan ideal para jugadores primerizos como lo es Cold War, la primera edición demostró lo contrario y sirvió como una perfecta introducción al rol en vivo para varios de los asistentes.

El vestuario y caracterización son bastante sencillos y para la mayor parte de los personajes basta con ropa de día a día. Al fin y al cabo, los supervivientes no han podido detenerse a recoger sus pertenencias siquiera, y tan sólo cuentan con aquello que llevaban consigo cuando la sociedad colapsó abruptamente.

Los requisitos de ubicación para 25.7 MHz son algo más exigentes que los de Cold War, ya que necesitamos una casa rural que, además de adecuarse a las exigencias del guión, esté lo suficientemente aislada como para que el ruido no suponga un problema para los vecinos. En caso de estar interesado en participar en la próxima edición, o si tienes cualquier duda, escríbenos a contacto@snara.es.